Estándar del Bedlington Terrier

estandar bedlington terrier

Photo by: Llima Orosa

El Estandar sugerido para esta raza es:

Aspecto General

Perro musculoso, ágil y gracioso, sin ningún signo de debilidad o tosquedad. En conjunto, su cabeza presenta la forma de pera o de cuña y en reposo su expresión es dulce y amable.

Talla y peso

La altura en la región de la cruz es de alrededor de 41cm (16 pulgadas). Lo anterior permite una variación ligeramente menor para las hembras y ligeramente mayor para los machos. El peso está entre las 18 y 23 libras inglesas (8,2 a 10,4 kg).

Temperamento / Comportamiento

Fogoso y valeroso, lleno de confianza. Es un compañero inteligente con fuerte instinto de caza. De naturaleza afable, afectuosa y noble, nunca tímido ni nervioso. De compostura amable, pero lleno de valor cuando se le incita.

Cabeza

Cubierta por un menchón sedoso y abundante de color casi blanco.

Región craneal

  • Cráneo: Estrecho, pero profundo y redondeado.
  • Depresión fronto-nasal (Stop): Sin stop. La línea del occipucio hasta la punta de la nariz debe ser recta e ininterrumpida.

Región facial

  • Trufa: Fosas nasales grandes y bien definidas. Los ejemplares de color azul y azul y fuego deben tener la nariz negra, los de color hígado y arena la deberán tener parda.
  • Hocico: Bien lleno debajo de los ojos.
  • Labios: Adherentes, sin belfos colgantes.
  • Mandíbulas / Dientes: Maxilares largos que se afinan gradualmente hacia adelante. Dientes grandes y fuertes. Mordida en tijera, es decir, que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto con la cara externa de los incisivos inferiores y con los dientes colocados perpendicularmente a los maxilares.
  • Ojos: Pequeños, brillantes y hundidos. El ojo ideal da la impresión de ser triangular. Los perros de color azul deberán tener ojos oscuros, los de color azul y fuego deben tener ojos más claros con destellos ambarinos y los ejemplares de color hígado y arena deberán tenerlos de color castaño claro.
  • Orejas: De tamaño moderado, en forma de avellana, de inserción baja y colgando planas junto a las mejillas, delgadas y de textura aterciopelada, cubiertas de pelo corto y suave, provistas de un fleco de pelo sedoso blanco en la punta.

Cuello

Largo y disminuyendo hacia la nuca; en la base es profundo y sin papada, con buena elevación desde los hombros lo que hace que el perro lleve la cabeza bien en alto.

Cuerpo

Musculoso y notablemente flexible. La longitud del cuerpo es ligeramente mayor que la altura a la cruz.

  • Espalda: Presenta un arco natural que va más allá de la región renal.
  • Lomo: Región renal arqueada con una curvatura dorsal más arriba de los ijares.
  • Pecho: Profundo y bastante ancho. Costillas planas y profundas hasta la región esternal, la cual desciende hasta la altura de los codos.
  • Línea inferior: La arcura del lomo hace que a su vez el contorno inferior se arquee.

Cola

Moderadamente larga, gruesa en la base, adelgazándose hacia la punta y delicadamente curva, pero nunca sobre el dorso. De implantación baja.

Extremidades

Miembros anteriores

Rectos, más distanciados a la altura del pecho que en los pies.

  • Hombros: Planos y descendentes.
  • Metacarpos: Largos y ligeramente inclinados, aunque no débiles.

Miembros posteriores

Musculosos y moderadamente largos. Los miembros posteriores dan la apariencia de ser más largos que los anteriores.

  • Corvejón: Fuerte y bien descendido, sin girarse hacia adentro o hacia afuera.

Pies

Largos como de liebre con almohadillas gruesas y compactas.

Movimiento

Capaz de galopar a alta velocidad y da la impresión de que lo hace. De movimiento muy distintivo, más bien afectado, ligero y flexible en andadura lenta y de ligero balanceo cuando se mueve rapidamente.

Pelaje

Pelo

Muy distintivo. Denso e hilachoso, no adherido a la piel, aunque no es áspero. Con marcada tendencia a enroscarse, especialmente en el cráneo y la cara.

Color

Azul, hígado o arena con o sin manchas de fuego. La pigmentación más oscura es la más deseable.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse como falta, y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro. Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal, completamente descendidos en el escroto

Anuncios

Historia del Bedlington Terrier

historia del bedligton terrier

Photo by: Leah Simonek

En cuanto a los orígenes exactos del Bedlington Terrier, hay varias hipótesis. Se admite generalmente que fue creado por el cruce de un caniche y un dandie dinmont terrier; pero lo más probable es que el aporte de sangre del whippet fue lo que le dio la línea tan característica que tiene. El bedlington terrier es uno de los perros más antiguos de Gran Bretaña. Se considera que a finales del siglo XVIII esta raza ya tenia cierta estabilidad y que sus propietarios habían empezado a registrar los apareamientos y los nacimientos para poder constituir así verdaderos pedigris.

Fue una raza muy popular entre la clase obrera de esta zona, donde era conocido con el nombre de “el perro del pobre”.

Como ya se comento los orígenes de esta raza no están del todo claros, pero sí sus antepasados, que habrían sido los Rothbury Terriers  (la cual era una raza cazadora de alimañas) cruzados con Whippets para proporcionarles mayor velocidad y patas más largas. El primer ejemplar de Bedlington Terrier data de 1820, pero no fue hasta 1870 cuando la raza entra en el mundo de las exposiciones caninas. Su evolución fue particularmente intensa, lo que le ha llevado a perder parte de su agresividad originaria y a adoptar su particular aspecto actual.

Esta aparente mezcla de caniche, dandie dinmont terrier y whippet, tiene como característica ser un verdadero atleta pese a su aparente docilidad y ya en sus orígenes se ganó los favores de los mineros debido a su habilidad para exterminar las ratas que poblaban las galerías. Un auténtico lobo con piel de Oveja.

“Rothbury terrier”, fue el primer nombre dado el Bedlington Terrier el cual era un perro apreciado por los mineros de esa zona de Gran Bretaña los cuales querían un perro capaz de exterminar las ratas que pululaban por las galerías. lncluso se dice que era capaz de detectar y prever las explosiones de grisú. Por su parte, los cazadores lo consideraban como un perseguidor infatigable de conejos, libres, tejones y zorros, una especialidad en la que estaba a la altura del fox terrier.

Si a los criadores se les ocurrió después cruzar los bedlingtons con lebreles, que entonces eran más pequeños que los que vemos hoy, es porque, ricos o pobres, todos querían hacerles participar en las carreras de apuestas que eran tan populares en el Reino Unido en el siglo XIX.

En tales condiciones, nada indicaba que el bedlington terrier terminaría convirtiéndose en un animal de salón y de compañía, como es en la actualidad. Nada salvo el interés que la alta sociedad inglesa le prestaría poco después. Un interés, por otra parte, que evitó que esta raza quedara olvidada. Y así, el físico del bedlington empezó a evolucionar, su cuello se hizo más largo y su aspecto se volvió mucho más sofisticado

Bedlington Terrier

bedlington-terrier

Photo by: Marc Ammerlaan

De la región de Northumberland al norte de Inglaterra es originario este extraño perro con apariencia de oveja.

Un perro comprensivo y afectuoso el cual esta siempre dispuesto a todo con tal de complacer a sus dueños, aunque esto no significa obedecer cuando se encuentra frente a voluntades divergentes. A diferencia de otros Terriers  el  bedlington escoge su preferido en el seno de la familia y esta persona sera la cual acogera, lo que no será obstáculo para que se muestre amistoso con los visitantes habituales; pero cuando se trate de desconocidos, buscará un puesto de observación y siendo precavido durante el tiempo que el considere necesario.

A pesar de que el Bedlington sea en ocasiones bastante testarudo y con frecuencia agresivo frente a otros perros, se manifiesta, por el contrario, muy afectuoso hacia sus amos, a los que profesa una fidelidad inquebrantable. Su inteligencia, su alegría y su gran dulzura de carácter hacen de este curioso Terrier un agradable compañero. No es fácil encontrarlo es un perro poco conocido.

Provisto de agilidad, ligereza y viveza. A este perro le gusta hacer deporte y lo ideal es que pueda salir a caminar o a correr.