Estándar del Terrier Irlandés o Irish Terrier

Estandar Irish Terrier

Photo By: Pinke

El Terrier Irlandes o Irish Terrier se conforma de la siguiente manera  según el estándar de la federación Cinológica Internacional:

APARIENCIA GENERAL: El perro debe presentar una apariencia activa, vivaz, ágil y nervuda, mucha sustancia, y al mismo tiempo libre de torpeza, ya que la velocidad y la resistencia así como la fortaleza son muy esenciales. No debe ser grueso ni robusto, sino estar bien construido dentro de líneas que denoten velocidad y presentar un elegante aspecto de corredor.

TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO: El Terrier Irlandés, aunque es un perro de caza y capaz de enfrentarse a otros perros, es extraordinariamente leal, de buen temperamento y cariñoso con el hombre, pero cuando se le ataca tiene el coraje de un león y peleará hasta el final. Su reputación de buscar camorra con otros perros, algunas veces aun en la pista de exposiciones, no la merece. Si bien es cierto que puede ser fiero cuando las circunstancias lo merecen, el Terrier Irlandés se puede adiestrar fácilmente y es una mascota delicada, manteniéndose fiel a su antigua descripción de ser « el centinela del hombre menesteroso, el amigo del granjero y el favorito del caballero ».

CABEZA: Larga, libre de arrugas.

REGIÓN CRANEAL:

Cráneo: Aplanado y bastante estrecho entre las orejas; se estrecha levemente hacia los ojos.

Depresión naso-frontal (Stop): Difícilmente visible excepto de perfil.

REGIÓN FACIAL:

Trufa: Debe ser negra.

Labios: Deben ser muy adherentes, y en su parte externa deben ser de color casi negro.

Maxilares: Deben ser fuertes, musculosos, de buen largo y temibles.

Dientes: Deben ser fuertes, nivelados, sin caries, los incisivos superiores sobreponiéndose levemente a los incisivos inferiores.

Mejillas: No muy prominentes. Deben tener un leve declive debajo del ojo, de manera tal que no presenten una apariencia de Greyhound.

Ojos: Deben ser de color oscuro, pequeños, no prominentes y llenos de vida, fuego e inteligencia. Los ojos de color claro o amarillo son muy objetables.

Orejas: Pequeñas y en forma de V, de grosor moderado, bien implantadas en el cráneo y caen hacia adelante junto a las mejillas. La línea superior del doblez de la oreja debe estar muy por encima del nivel del cráneo. Orejas colgando al lado del cráneo, como las de un sabueso, no son una característica del terrier, en tanto que orejas semi-erecta son aún más indeseables. El pelo de las orejas debe ser corto y de color más oscuro que el pelo del cuerpo.

CUELLO: De largo moderado y se ensancha gradualmente hacia las escápulas, con buen porte y sin papada. Generalmente tiene un pequeño remolino de pelo, visible a cada lado del cuello, que va casi hasta el ángulo de la oreja.

CUERPO: Debe ser simétrico, ni muy largo ni muy corto.

Espalda: Debe ser fuerte y recta, sin ninguna apariencia de flojedad detrás de los hombros.

Lomo: Musculoso y ligeramente arqueado; el lomo de las hembras puede ser ligeramente más largo que el de los machos.

Pecho: Profundo y musculoso, sin ser prominente o ancho. Las costillas deben ser bastante arqueadas, profundas y llevadas bien hacia atrás.

COLA: De inserción bastante alta, llevada alegremente, pero no sobre el dorso o enroscada; buena firmeza y sustancia y de buen largo. Por costumbre se amputa una tercera parte de su largo original; debe estar bien cubierta de pelo áspero, duro, y no debe tener flecos o ser en forma de pluma. La cola natural (sin amputar) es sólo permitida en países donde las amputaciones están prohibidas por ley.

EXTREMIDADES: Tanto las extremidades anteriores como las posteriores deben moverse derechas hacia adelante.

MIEMBROS ANTERIORES:

Hombros: Deben ser nítidos, largos y bien inclinados hacia atrás.

Codos: Deben moverse libremente sin ningún obstáculo a los lados.

Antebrazos: Moderadamente largos, perfectamente rectos con buen hueso y músculo.

Metacarpos: Cortos y rectos, apenas perceptibles.

MIEMBROS POSTERIORES: Deben ser fuertes y musculosos.

Muslos: Potentes.

Rodillas: Moderadamente anguladas.

Corvejones: Bien descendidos.

Pies: Los pies deben ser fuertes, medianamente redondos y moderadamente pequeños; los dedos arqueados, sin girar hacia adentro o hacia afuera; las uñas negras son muy deseables.

Almohadillas sanas y sin presentar grietas o excrecencias corneas.

MOVIMIENTO: Las extremidades anteriores y posteriores deben ser llevadas derechas hacia adelante y paralelamente; los codos se mueven paralelos al eje del cuerpo, sin ningún obstáculo a los lados; las articulaciones femoro-tibio-rotulianas (rodillas) no deben ser giradas hacia adentro o hacia afuera.

MANTO

Pelo: El pelo debe ser denso y de textura como de alambre, y presentar una apariencia quebradiza, dura pero de todas formas manteniéndose chato. El pelo crece tan junto y denso que cuando se separa con los dedos no se puede ver la piel; no debe ser suave ni sedoso, ni tan largo que oculte la figura del cuerpo, particularmente en las extremidades posteriores, y no debe tener bucles o rizos.

El pelo de la cara debe tener la misma textura que el del cuerpo, pero debe ser corto (0,75 cms de largo), casi liso y aplastado; una escasa barba es el único pelo largo (y es únicamente largo en comparación con el resto del pelo), lo cual es una característica. Una barba de « cabra » sugiere la existencia de mal pelo y sedoso de manera general en todo el manto.

Miembros: No deben tener flecos y deben estar cubiertos, al igual que la cabeza, de pelo con una textura dura como el que cubre el cuerpo, pero no tan largo.

Color: Debe ser de un color uniforme, se prefiere más el color rojo brillante, leonado rojizo, o amarillo rojizo. El color blanco aparece algunas veces en el pecho, una pequeña cantidad de blanco es frecuentemente vista en aquellas razas de un solo color.

TAMAÑO Y PESO:

Altura a la cruz: Aproximadamente 45,5 cm (18 pulgadas).

Peso: Los machos 12,25 kg (27 libras inglesas). Las hembras 11,4 kg (25 libras inglesas).

FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta, y la gravedad de ésta se considera al grado de desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

FALTAS DESCALIFICANTES:

  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
  • Trufa: Cualquier color distinto al negro.
  • Maxilar: Prognatismo o enognatismo evidentes.
  • Color: Cualquier color distinto del rojo, amarillo rojizo o leonado rojizo. Se permite una pequeña mancha blanca en el pecho, como en otras razas de color uniforme.
  • Pies: Excrecencias corneas o grietas en las almohadillas.

N.B.:

  • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
  • Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.
Anuncios

El Irish Terrier o Terrier Irlandés

Irish Terrier (2)

Photo By: Matt Mattus

El Irish Terrier o Terrier Irlandés por ser un perro alegre, adaptable y alerta le asignaron tres responsabilidades en la vida en sociedad: compañía, guarda y caza. Es un perro de humor ligero lo cual lo hace ser bueno para la convivencia. Este terrier al igual que sus pares es muy tenaz y decidido, la curiosidad en muchos casos lo hace meterse en problemas.

El Terrier irlandés tiene el encanto y espíritu animado de los habitantes de su tierra natal. Por su crianza y oerigen, aún conserva intactos los rasgos de caza, así que se debe tener precaución, si existe alguna mascota más pequeña que comparta el hogar con este perro.

Ama a su dueño y es un buen perro de familia y perro guardián. El Irish Terriers adora a los niños y son grandes compañeros de juego, especialmente cuando se crían con ellos. Asegúrese de que los niños pequeños sean supervisados para evitar lesiones tanto al perro como al niño. Los terriers pueden tener juegos bruscos.

Como siempre recomienda Mundo Terriers, es necesario someter a la exposición temprana de nuestros terriers a personas tanto con niños como con adultos, mascotas, otros perros, así como a sonidos y visiones diferentes a las que el perro está acostumbrado en su día a día, esto será parte de la garantía de tener un terrier equilibrado.

Como cualquier terrier la arrogancia y valentía son condiciones intrínsecas en su personalidad. El Terrier irlandés necesita mucho ejercicio y atención. Tiene una fuerte voluntad de terrier la cual lo hara tomar decisiones propias, para esto es imprescindible proporcionarle la educación adecuada.

Con su gracia, velocidad y resistencia el Terrier Irlandés se convierte en un perro multivalente, el cual será un excelente competidor en agilidad, deportes de obediencia y son excelentes perros de exposición.

Mundo Terriers

Historia del Irish Terrier o Terrier Irlandes

irish terrier

Photo by: artvintage1800s.etsy.com

El Terrier Irlandés, un bello perro de patas largas, el cual es oriundo de Irlanda; se dice sobre este perro  que es uno de los terriers más antiguos. Criado originalmente por pequeños agricultores dedicados a los cultivos de papas. El terrier irlandés se hizo un perro accesible por cualquier clase social. Él era excelente para el juego con los niños, así como para defender su hogar.

En Irlanda y gran Bretaña este perro alcanzó gran popularidad, su diversidad en su funcionalidad lo hizo acreedor del cuarto terrier más querido en la década de 1880. Características como lo son el  ser temerario, audaz, enérgico, juguetón, curioso, independiente, de carácter fuerte y siempre listo para la acción y la aventura lo hacían preferido por muchos.

Este bello animal es desciende del padre de la mayoría de los terrier, el Terrier Black and Tan en conjunción con un terrier de color trigo, este último era empleado para la caza de animales dañinos, zorros y nutrias los cuales eran plagas en esa época.

La similitud física con el Lobero Irlandés, hizo pensar a muchas personas que este terrier puede compartir parte de su ascendencia con el lobero.

A principios estos Terriers tenían diferentes colores, incluyendo atigrado, negro y fuego, y gris. Esta gama de colores lo acercan a la intervención del lobero en ascendencia de estos perros. Fue entonces que al final del siglo 19, el color rojo sólido se estandarizó.

Existen historias en los libros del origen de estos terrier, que hablan sobre perras que en pleno proceso de cría salían a matar un zorro y luego regresaban a sus deberes maternales con toda la ternura de una madre cariñosa, esto mostraba un equilibrio en el temperamento de la raza el cual era muy apreciado.

En 1875, fue presentado al público como una raza desfilando en la pista del show canino de Glasgow, sin embargo, no fue hasta la década de 1920 que este terrier se hizo muy popular en Norte América, ganando el puesto número  13 entre todas las razas.

En 1879,  Ch. Erin y Killney Boy, originaron muchos campeones y se consideran la base de la raza.

En la Primera Guerra Mundial, estos perros por su valentía y lealtad  se distinguieron como los centinelas de mensajería, recibiendo muchos elogios. El comandante de la Escuela de Perros Guerra británico, el teniente coronel Richardson, escribió lo siguiente:

“Más de un soldado está vivo hoy a través del esfuerzo de uno de estos Terriers…. Son extraordinariamente inteligente, fiel y honesto, y un hombre que tiene uno de ellos como compañero nunca le faltará un verdadero amigo”.

Mundo Terriers “Todo sobre el mundo de los Terriers”