Estándar Terrier Brasileño o Fox Paulistinha

terrier-brasileño

La federación Cinológica Internacional nos plantea al Terrier Brasileño o Fox Paulistinha de la siguiente manera:

CABEZA: Vista desde arriba, es de forma triangular, ancha en la base; las orejas están bien separadas. La cabeza disminuye notablemente desde los ojos hasta la punta de la nariz. Vista de perfil, la línea superior se eleva ligeramente desde la punta de la nariz hasta la depresión naso-frontal, marcadamente entre los ojos, y continúa hacia el hueso occipital con una leve convexidad.

REGIÓN CRANEAL:

Cráneo: Es redondeado. La frente es moderadamente plana. Vistas desde arriba, la líneas laterales convergen en los ojos. La distancia desde el ángulo externo del ojo hasta la inserción de las orejas es igual a la distancia entre ambos ángulos externos del ojo. El surco frontal está bien desarrollado.

Depresión naso-frontal (Stop): Pronunciada.

REGIÓN FACIAL:

Trufa: Moderadamente desarrollada. Es de color oscuro; las ventanas son anchas.

Hocico: Visto desde arriba, tiene la forma de un triángulo equilateral desde ambos ángulos externos del ojo hasta la punta de la nariz. Es fuerte y bien moldeado debajo de los ojos, con una base inclinada que acentúa la depresión naso-frontal.

Labios: Finos, apretados. El labio superior se une exactamente con el inferior, cubriendo los dientes y permitiendo cerrar la boca completamente.

Mejillas: Delgadas, bien desarrolladas.

Dientes: Deben ser 42, regularmente implantados, bien desarrollados. La mordida es en forma de tijera.

Ojos: Equidistantes desde la protuberancia occipital hasta la punta de la nariz. Se presentan bien separados. La distancia entre los ángulos externos de los ojos es igual a la distancia desde el ángulo externo del ojo hasta la punta de la nariz. La mirada es directa. Son algo prominentes, grandes y las cejas son ligeramente acentuadas. Tienen forma redondeada y están bien abiertos. Su expresión es alerta y sagaz. El color debe ser lo más oscuro posible. La variedad de color azul tiene ojos gris azulado, la variedad de color pardo tiene ojos castaños, verdes o azules.

Orejas: Implantadas lateralmente, en conformidad con la posición de los ojos. Están bien separadas, dejando suficiente espacio para el cráneo. Tienen forma triangular y la extremidad es puntiaguda. Se presentan semi-erguidas con la punta doblada cayendo hacia el ángulo externo del ojo. No deben ser recortadas.

CUELLO: Es de longitud moderada, bien balanceado en relación con la cabeza. Se une armoniosamente a la cabeza y al tronco. Tiene líneas bien definidas y es delgado. La línea superior es ligeramente arqueada.

CUERPO: Está bien balanceado. No es demasiado pesado y tiene forma cuadrada, con líneas curvas bien definidas.

Cruz: Bien pronunciada, se une armoniosamente a las extremidades delanteras.

Línea superior: Es firme y recta, subiendo ligeramente desde la cruz hasta la grupa.

Espalda: Relativamente corta y bien musculosa.

Lomo: Corto y firme. Se une armoniosamente a la grupa.

Grupa: Levemente inclinada, bien desarrollada y musculosa. La implantación de la cola es baja.

Antepecho: No demasiado pronunciado, moderadamente amplio, permitiendo un movimiento fácil a las extremidades delanteras.

Pecho: Largo, profundo, llega hasta el nivel de los codos. El esternón es largo y las costillas son bien arqueadas. Ya que tiene forma horizontal, el esternón es moderadamente curvo.

Línea inferior y vientre: Ligeramente curva. Se levanta por detrás, pero no como en el lebrel.

COLA: En el país de origen, tradicionalmente se corta la cola pero la cola puede ser naturalmente corta o larga; en este último caso, no puede superar el corvejón. De implantación baja. Es corta y está recortada en la articulación entre la segunda y la tercera vértebra.

Cola natural corta, no alcanza el corvejón. Implantada baja, es fuerte. El perro la lleva en posición alta pero no se encorva sobre la espalda.

EXTREMIDADES

MIEMBROS ANTERIORES: Vistos de frente, son rectos, moderadamente separados, en la misma línea que las extremidades posteriores, que también son rectas, aunque más separadas.

Hombros: Son largos, inclinados en un ángulo de 110° a 120°.

Brazo: Tiene aproximadamente la misma longitud que el omóplato.

Codos: Están bien pegados al cuerpo, al mismo nivel que la línea inferior del pecho.

Antebrazo: Recto, delgado, seco.

Articulación carpiana: Angulo abierto.

Metacarpo: Recto y delgado.

Pies anteriores: Pies de liebre; compactos. No se desvían ni hacia adentro, ni hacia afuera. Los dos dedos intermedios son más largos que los otros.

MIEMBROS POSTERIORES: Notablemente musculosos, los muslos bien desarrollados. Las extremidades posteriores guardan proporción con los muslos. Los corvejones se sitúan en posición alta y su ángulo es obtuso.

Muslo: Bien desarrollado y musculoso.

Rodilla: Angulación obtusa.

Pierna: Guarda proporción con el tamaño del muslo.

Corvejones: Se sitúan en posición alta. La angulación es obtusa.

Metatarsos: Rectos.

Pies posteriores: Compactos; más largos que los pies anteriores.

MOVIMIENTO: Elegante, suelto, de pasos cortos y rápidos.

PIEL: Seca, bien aplicada, sin flojedad.

MANTO

Pelo: Es corto, liso, fino pero no suave. Está pegado a la piel, como el pelo de las ratas; no se puede ver la piel a través de él. Es más fino en la cabeza, las orejas, debajo del cuello, en la parte interior e inferior de las extremidades anteriores y detrás de los muslos.

Color: Color predominante blanco con marcas negras, pardas, o azules. Deben estar siempre presentes las siguientes marcas características: color fuego sobre los ojos, a ambos lados del hocico, así como dentro de las orejas y en el borde de éstas. Estas marcas fuego pueden existir en otras partes del cuerpo en el borde de las marcas. La cabeza debe presentar siempre marcas negras, pardas o azules en la frente y las orejas. Pueden aparecer una estrella blanca y marcas blancas en el surco frontal y en las partes laterales del hocico, distribuidas lo más armoniosamente posible.

TAMAÑO / PESO:

La altura a la cruz en los machos es de 35 a 40 cm,

 en las hembras es de 33 a 38 cm

El peso máximo es de 10 kg.

FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

  • Estructura deficiente.
  • Posición de los miembros no perpendicular.
  • Pelo largo, o que no corresponde a las características deseadas.
  • Faltas en las marcas características.
  • Orejas completamente erguidas.
  • Hombros demasiado flojos, o demasiado pesados.

FALTAS DESCALIFICANTES:

  • Agresividad o extrema timidez.
  • Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.
  • Grupa que no se inclina levemente.
  • Prognatismo superior o inferior.
  • Construcción que carece de armonía, estructura general atípica.

N.B.:

  • Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.
  • Sólo los perros funcionalmente y clínicamente saludables, con la conformación típica de la raza, deberán usarse para la crianza.

El Terrier Brasileño o Fox Paulistinha

Terrier Brasilero

Terrier Brasilero

La estructura del Terrier Brasileño corresponde a un cuerpo pequeño, el cual puede alcanzar un tamaño entre de 33 cm a 40 cm a la cruz. Su peso es de unos 10 Kg.

Este Terrier es tan feliz y juguetón, como el ritmo musical que lleva en sus venas “La Samba”.

El manto de este bello terrier es liso, corto y pegado a la piel, son perros tricolores con predominancia en el blanco con manchas negras o marrones, máscara y patas rojas. Los ojos son lo más oscuros posibles, de tamaño medio y forma ligeramente almendrada.

Las características más llamativas del Terrier Brasileño o Fox Paulistinha, son su lealtad al dueño y su agilidad física. Otra característica frecuente en este  Terrier es la capacidad de cazar; son excelentes cazadores de ratones.

Este perro es sumamente inteligente y la valentía es un agregado que lleva con distinción, lo cual los hace un potencial perro guardián. En esta faena se puede destacar y  llegara a ser agresivo y atacar.

Por ser un perro ágil necesita espacio para ejercitarse y descargar su energía; puede llegar a ser insoportable cuando se coloca en ambientes pequeños. El Terrier Brasileño presenta la agresividad típica de un terrier. Sin embargo es dócil y leal con sus dueños; no obstante con los extraños suele mostrarse reservado.

Un punto importante a tomar en cuenta para la educación de este Terrier es la socialización con otros perros, de igual manera no es recomendable la convivencia de este perro con mascotas menores, su instinto de caza esta muy marcado pudiendo presentarse problemas.

Recordemos que los terriers, deben tener sus mentes ocupadas son perros de trabajo y necesitan actividad, de lo contrario serán propensos al aburrimiento y a la destrucción.

Historia del Terrier Brasileño

terrier-brasileño

Se dice que el origen del Terrier Brasileño o Fox Paulistinha parte del Jack Russell traído en el siglo 19, por los inmigrantes que llegaron a brasil, estos perros de trabajo vivían en las granjas y fueron cruzados con sabuesos nativos. Otra vertiente del origen de estos perros, nombra como participe en el comienzo de esta raza al Fox Terrier, debido al parecido físico que posee estos ejemplares con los primeros foxs.

La historia de este Terrier puede ser contada de varias formas, sin embargo, al final solo existe un resultado el Terrier Brasileño. Los registros iniciales plantean que parte de la entrada de terriers de talla mediana a Brasil se debió a que los estudiantes de aquella época viajaban a Europa y al regreso ya casados tenían como costumbre traer un terrier.

En una época la economía brasileña giraba entorno al azúcar, los terriers eran llevados a las haciendas de caña de azúcar con el propósito de cuidar los silos de maíz y los depósitos de caña de azúcar del ataque de los ratones, labor que cumplen en la actualidad. Lo que no sabían entonces, es que este terrier tenía aptitud para cazar no solamente ratones, sino que también aves y otras presas de pelo, además de ser un excelente cuidador de rebaños.

Como en todas las razas del grupo terrier el hombre intervino en sus cruces en busca de una mejor adaptación tratando de mejorar algunos atributos y lograr un tipo de perro que realice de manera mas eficiente la labor encomendada.

En 1964 se escribe el primer estándar de la Raza, en el documento el Canil Taboão fue el principal redactor. Sin embargo la raza tuvo un tras pies para el año de 1973, ya que por poca cantidad de ejemplares la Confederación Brasilera Cinológica, suspendió la emisión de los Pedigree.

Los criadores más reconocidos en los inicios de esta raza fueron:

• Canil Taboão
• Canil Higienópolis
• Canil Absoluto

Debido al contratiempo que sufrió la raza, se funda en 1981, el Fox Club Paulistinha a los fines de proteger aquella creación caribeña y darle auge a esta bella raza.

Después de 1995, con reconocimiento internacional, los Terriers brasileños comenzaron a conquistar el mundo, y hoy en día ya hay ejemplos en diversas partes del mundo como Estados Unidos, Francia, Finlandia, Portugal, Austria y España.